domingo, 10 de junio de 2012

PHE 2012: Jardín Botánico - Air_port_photo

Comencé este blog hace un par de años porque acababa de dejarme una pasta en una cámara de fotos y había descubierto PhotoEspaña.  Eso era en el verano de 2010. Parece que han pasado dos vidas.

Hoy he visitado mis tres primeras exposiciones de la edición 2012 y me quedo con las imágenes que siguen. Es difícil seleccionarlas. Con la fotografía, como con los anuncios, cuando ves muchas seguidas se te olvidan la mayoría. A mí estas se me han pegado a la retina, así que os las dejo aquí para que las disfrutéis... de una manera o de otra

Alguna de ellas no es agradable, pero todas apelan a una u otra emoción. Me gustaría (mucho) que no apartaseis la vista inmediatamente si es lo que os pide el cuerpo. Me gustaría que os obligaseis a mirar y a estudiar el por qué de la reacción.

Junto a cada imagen pondré el nombre del autor y un enlace a su web. Es lo justo.

Como muchos de los que me leéis también escribís, espero que encontréis en estos fotógrafos y fotógrafas una fuente de inspiración. Yo lo he hecho.

1.- Victoria Diehl


Victoria Diehl explora, eso dicen la mayor parte de los textos de su página web, la relación entre la piedra y la carne, entre las estatuas y la vida.
A mí esta imagen me hace pensar en una mujer seca, vacía, hueca, bella, cansada, joven pero agostada. Me gusta porque es una imagen blanda excepto por las manos y la ausencia obvia de pezones.
Y la autora querrá lo que quiera, pero yo veo lo que veo.
Ese es el peligro de crear, que las creaciones caen en manos de los espectadores.

2.- Tse Zung Leong



Aquí no se aprecia muy bien, pero junto a los rascacielos limpios, brillantes, acristalados, magníficos, está esa construcción, ese equivalente oriental de una corrala madrileña, con sus goteras, sus manchas de contaminación y sis miserias. Ójala mis fotografías fueran la mitad de buenas que ésta. De momento tengo que conformarme con compartir el concepto.

3.- Álvaro Sánchez Montañés



Y esta tampoco es una vista placentera. A mí me produce mucha inquietud ¿Por qué el único color verdadero es el rojo? ¿Por qué en el tejado o la cabeza? ¿Por qué camuflado por un árbol que parece muerto?
Le decía a Emilio que a mí se me da fatal ver estas fotos cuando voy por la calle. Yo soy más de cosas pequeñas, cómo podéis ver en mi página de Flikr si os da por ahí. Para sacar estas fotografías hay que tener arrestos y mirar a lo grande, ver el vacío y reproducirlo sin miedo. A mí me falta eso.

Estas tres fotografías se pueden ver en el Jardín Botánico de Madrid, hasta el 22 de Julio.
La exposición es gratis pero al entrada al jardín son 3€.
Hay también obras de Chema Madoz y de un buen puñado de fotógrafos impecables.
Si tenéis la oportunidad, acercaos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar!!