martes, 6 de septiembre de 2011

Maquillaje



Se me caen las pestañas,
parpadeo,
me quedo calva.
Mi rostro todo ojos,
mejillas, dientes,
todo rosa y blanco
se para.
Perdí también las cejas.
Ya no las frunzo.
Ya no se me levanta
la derecha
como antaño.
Me sonrojo, sonrío
porque puedo.
También puedo devorar
lo que queda
de mi alma
sin pelo
de mi alma
pelada.
Escojo
la anorexia
del tiempo
del espacio
de la calma.
Vomito
avariciosa
el aplicador
negro
con grumos
de la máscara.
El rouge
de labios
vuelve al mundo
tras una
arcada
conservo el colorete
y el dentrífico
en un hueco
en la garganta.
Por si en
un futuro
próximo
negara o
asintiera,
mostrando así
la cara.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar!!