viernes, 22 de julio de 2011




Se ciñe tu aliento a mi cintura
como un vestido mal cortado
Tus palabras se me clavan en la nuca
como horquillas en un moño despeinado.

¿No ves que yo soy alta costura
Y tu compras en el rastro?
¿Desde cuándo un traje de Gaultier
Comparte pasarela con un Mango?







Cuando conseguí librarme del sueño que me atacó por sorpresa en el autobús y encontré un suelo perfecto de damero, me senté en unas escaleras muy cerca de esas columnas. Al poco tiempo pasó una pareja delante de mí. De él no me acuerdo. Ella era preciosa.


Tendría que sonar,
pero no lo oigo.
Quizá a satén barato
el vértice oscuro de los muslos
frotándose en sus pasos.
Un sonido áspero,
caliente
como el rincón
al que aspiro
y que no alcanzo.

Tendría que doler
contra esa piel
el tejido basto
como duele
en mi boca la saliva
que no pondré
en su lengua,
que me trago.

2 comentarios:

  1. "se ciñe tu aliento a mi cintura como un vestido mal cortado"...... ...... ...... me he quedado ahí colgada con esa estrofa.

    ResponderEliminar

Gracias por participar!!