jueves, 27 de enero de 2011

Juegos de niños






















Mamá me vistió de bailarina tailandesa.
Mamá me vistió de piloto de aeroplano.
Mamá me vistió de profesora de inglés.
Mamá me vistió de emperador romano.

Encontré por sorpresa unas canicas,
unas piezas de madera roja y verde,
un bote de pegamento apelmazado.
Aquel día me cambió la suerte.

Construí una casa con las piezas,
me guardé las canicas en la mano,
con la otra sostuve el pegamento.
mamá, ese día, se levantó temprano.


Llegó hasta mi cuarto, silenciosa.
Me llevaba un traje de payaso.
Tiré las canicas a sus pies y
miré como caía al suelo, 
muy despacio.


La escondí en mi casa de madera
y sellé la puerta con esmero
Me deshice, claro está, de las canicas.
Cuando llegó papá, ya había muerto.


Miró mi padre alrededor,
me revolvió un poquito el pelo.
Se quitó por fin su traje de azafata
y sugirió: ¿Compramos otro Lego?





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar!!